Día Mundial del Ahorro de Energía

21 Octubre 2020

Por Lizeth Natalia Barrera - Pasante Ingeniería Ambiental de la Unidad de Gestión Integral de la Calidad Universitaria.

El Día Mundial del Ahorro de Energía, se celebra el 21 de octubre de cada año y tiene como objetivo que las personas reflexionen y tomen conciencia acerca del ahorro de energía, los beneficios que conlleva esto y que de esta manera incentivar hábitos de consumo que permitan una mayor eficiencia de este recurso.

 

En la mayoría de ocasiones, el uso de energía implica un consumo de recursos naturales, especialmente los derivados a partir de combustibles fósiles; como el carbón y el petróleo, los cuales son limitados.

Teniendo en cuenta las problemáticas ambientales derivadas del consumo energético, en gran parte del mundo se ha incentivado el proceso de cambio de energías convencionales a unas más limpias y amigables con el medio ambiente. El objetivo para el año 2100 es reducir entre un 80% y un 95% las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), que contribuyen en gran parte a la crisis del cambio climático.

La Universidad Santo Tomás, comprometida con la mejora continua de procesos y optimización de recursos, ha realizado diversos cambios que permiten el ahorro de este servicio y la transición gradual de la energía convencional a energías renovables. En primer lugar, la iluminación en las instalaciones de la universidad se realiza con bombillas LED, adicionalmente se cuenta con computadores que consumen menor energía, y en las instalaciones de Villavicencio, en el Campus Floridablanca de la Seccional Bucaramanga y en la Sede Principal- Bogotá, específicamente en el Campus San Alberto Magno, se han implementado generadores fotovoltaicos de energía, lo que resulta de gran avance y beneficio tanto para la universidad como para el medio ambiente.

A continuación, se presenta el consumo de energía a nivel nacional, donde se tiene en cuenta el consumo de Bogotá, Villavicencio, Medellín, Bucaramanga y Tunja.

Se puede evidenciar el alza en el consumo del año 2018 con respecto al 2017, debido a que en la sede de Villavicencio entró en funcionamiento el Centro de Convenciones y 14 laboratorios más, por otro lado, también aumentaron los programas de pregrado y posgrado, lo cual demanda más espacio y por ende energía; sin embargo, el 2019 presentó una disminución en el consumo debido a las practicas implementadas por la universidad.